Semsek Comunicación

El mayor riesgo que puedes correr es no hacer nada

alhambraweb01

Desde hace dos días, el eco de esa frase retumba dentro de mi cabeza. Alguien podría decir que es la cita de un gurú del coaching, pero no. Quien lo dice es Camila Speziale, una argentina de 21 años. La más joven de los 30 activistas de Greenpeace encarcelados desde hace más de un mes en la prisión rusa de Murmansk.

El delito de los #Artic30: no correr el riesgo de quedarse sin hacer nada ante la destrucción del Ártico. La acusación del gobierno ruso: vandalismo y uso de la fuerza. La posible condena: entre 7 y 10 años de cárcel.

Ambas, acusación y condena, desproporcionadas para una acción pacifista y en defensa de un bien común como es la región ártica, la última frontera natural del planeta y a la que compañías petroleras como Gazprom o Shell quieren hincar el diente.

Y es que decir que la acusación – primero de piratería y luego de vandalismo, con penas de hasta 10 años de cárcel – por pedir que estas empresas no realicen perforaciones en uno de los pocos parajes naturales vírgenes que aún existen en la Tierra es desmedida, es quedarse corto.

Aunque, pensándolo bien, no es la primera vez que nos quedamos cortos. Lo hacemos siempre que nos quedamos en casa, que bajamos los brazos, cada vez que no nos quejamos. Nos quedamos cortos cuando no reaccionamos, cuando no nos implicamos para defender aquello en lo que creemos y que, en este caso, supone un bien para todos. Porque salvar el Ártico es salvar mucho más.

De hecho, me pregunto… ¿cuál debería ser nuestra reacción ante los intereses económicos y energéticos de la petroleras que implican graves riesgos contaminantes para nuestro planeta?

No te quedes sin hacer nada, no corras el riesgo. Súmate a la campaña de Greenpeace para salvar Ártico y apoya a los #Arctic30. Sólo tienes que firmar y pedir su liberación o unirte a las acciones que Greenpeace realizará en diferentes ciudades españolas las próximas semanas.

Deja un comentario

SemSekCom