Semsek Comunicación

RSC y conciliación, claves para el desarrollo social

mujer-trabajo-conciliación

Aunque resulta difícil encontrar una única definición para el concepto de Responsabilidad Social Corporativa, sí que existe un nexo común entre todas las que nos encontramos y no es otro que el de encaminar las acciones de la empresa, sea cual sea su ámbito de actuación, hacia un claro objetivo: conseguir el desarrollo social.

Cuando hablamos de RS, en no pocas ocasiones, cometemos el error de pensar que estas acciones son sólo de puertas para fuera de la organización como, por ejemplo, destinar parte de los fondos a entidades no lucrativas, contribuir a la preservación del medioambiente o contratar a personas en riesgo de exclusión social.

Todo ello está muy bien y sin duda contribuye a generar mejoras sociales y medioambientales pero donde una empresa de verdad deja patente su voluntad de actuar de forma socialmente responsable es cuando el primer lugar en el que aplica dichas acciones es el interior de la organización.

Tal y como se puso de manifiesto durante las Jornadas ‘RSC: Innovación y sostenibilidad para mejorar la rentabilidad de la empresa’ en el Centro de Emprendedores de Alicante, dentro de los grupos de interés de la empresa (stakeholders) uno de los principales es el de nuestros propios empleados. Por ello, contribuir con nuestra gestión empresarial a las mejoras de sus condiciones laborales es hacer RSC.

Y para aquellos empresarios que son reticentes a aplicar políticas de RSC en sus empresas porque consideran que no son rentables, tan sólo dejarles un dato. Con políticas de conciliación equitativas no sólo contribuiremos a mejorar la calidad del ambiente laboral sino que además hay estudios que demuestran que las empresas que habitualmente facilitan la conciliación de la vida laboral y familiar a sus empleados incrementan su productividad hasta en un 19%.

Autora: Inma D. Alonso

Los comentarios están cerrados.

SemSekCom